Bio en español

Declaración del artista

"Todos piensan que estoy loco," dice J. Mann "por renunciar a un trabajo bueno y   estable como la música por la inestabilidad de la vida corporativa. Ya sé que suena infantil, pero todavía no he dejado mis sueños de la niñez, de llegar a ser director general de una compañía".

En How to be an Ambivalent Negotiator (Cómo ser un Negociador Ambivalente), encontramos a J. Mann tocando un   "rock de analista" y negociando con la transición de la existencia mundana de un estilo de vida de rock'n'roll al mundo emocionante de los negocios.

"La música independiente ha sido buena para mí" dice J. Mann. "Me ha dado un estilo de vida cómodo a mí y a mi familia. Pero siento que no estoy vivo. Me siento como un robot. Siempre   he estado atraído por el esplendor de los bloques de oficinas. Siento una atracción sexual total por el   cubículo de una oficina. Sé que tengo que trabajar mucho. Las personas me han dicho también que necesito dejar el look pulido de   rock'n'roll y encontrar la imagen guay y guarra de un trepador corporativo".

"Las personas que son realmente exitosas tienen veinte años. Desgraciadamente, soy mayor. Es obvio que todos quieren ser rebeldes y trabajar en una corporación grande en vez del aburrimiento de la música".

El resultado es lo que J. Mann llama un "libro con audio" que habla de la ambivalencia que él utiliza con frecuencia en sus negociaciones. J. Mann espera que su nuevo disco sea una plataforma para, finalmente, entrar en el mundo corporativo.    

"Sé que la mayoría de personas que viven de la música independiente tienen una vida reprimida con noches aburridas y falta de acción. Lo máximo es tener una   reunión que empieza a las seis de la mañana. Es mucho más atrevido que cualquier bolo de rock'n'roll que he visto".

Para fotos de alta resolución y más información, visita: www.jmannmusic.com

 

Biografía

J. Mann comenzó musicalmente en Londres, Inglaterra, tocando en el celebrado Gorge, detrás de la tienda de guitarras, Andy's, en Denmark Street. Al volver a su Canadá natal, limpió la nieve de su VW 1978 Westfalia y pensó en el nombre artístico, "Man with a Van" (Hombre con una Camioneta). Con su nuevo apodo, tocó incansablemente a lo largo de Ontario desde el sudoeste y culminó la gran mayoría de sus recitales   en Londres, Ontario. Allí formó una banda de tres personas y, rápidamente, estableció un sello independiente Middle of the Road Records como una plataforma para enviar cassettes y maquetas. Después de la difícil decisión de vender su camioneta sentía cierta falta de honradez al llevar un nombre artístico que no era apoyado por acero y ruedas. El dejó algunas palabras y agregó un par de letras para proponer J. Mann.

J. Mann siguió como solista y estrenó una serie de grabaciones independientes tales como Nimbu Hari Kameez y el EP de 7 pulgadas, Knight of Endless Humiliation . El 7-pulgadas recibieron elogios desde Toronto hasta Estocolmo y dio un empuje a J. Mann para empezar a viajar por América en busca de nueva audiencia. Sus viajes incluyeron México, Perú, Bolivia, Cuba, Argentina y Uruguay. Después de perder su voz en una de esas aventuras, J. Mann registró sus vocales rotas en un álbum, Glottal Fry , para hacer honor a su condición diagnosticada de la garganta.

El próximo esfuerzo fue, Walk Left, Stand Right , cuyo álbum fue publicado prácticamente en la víspera de su mudanza a Barcelona, España. Cuándo llegó a la capital catalana, encontró la cabina a bordo de un velero y empezó componer más canciones. En seguida, respondió a un viejo anuncio en una tienda polvorienta de vinilos que buscaba a un bajista. El grupo le asignó el micrófono y   tareas mínimas de guitarra en lugar   del bajo. J. Mann propuso el nombre, "The Customers" (Los Clientes) y quedó ese nombre.

Como cantante de The Customers, J. Mann se adaptó a su nuevo hogar en Barcelona. La banda - dos argentinos, Diego Mateu (ex-Singapur) y Fernando Sienra Martinez (ex-Medio Luz) y el catalán Marc Romera (ex-El Rabio del Milenio), estrenó un par de EPs e intentaba evitar los bolos que requerían llevar la batería por los grupos de turistas. En 2003, la banda logró la segunda posición en el concurso al mejor nuevo grupo de la ciudad organizado por el canal de televisión CityTV y teloneó la noche de la inauguración del Mini Festival de Música Independiente. Después de que un compañero del grupo se fuera a vivir a Londres, Inglaterra, The Customers se disolvió a finales de 2004.

En 2005, J. Mann estrenó Too Much Theatre, un álbum acústico grabado en cassette primitivo. El álbum recibió buenas reseñas a través de Europa. La revista baluarte de rock de España, Rockdelux, lo llamó "un entrañable trovador que sabe expresarse con gracia y claridad," mientras que la revista online de Reino Unido, Tasty, declaró: "J. Mann continúa encontrando nuevos sonidos y maneras de tocar fuera de su fiel guitarra".

Al promover Too Much Theatre, J. Mann se reunió con sus anteriores compañeros de grupo para empezar lo que llegaría a ser un proceso de más de dos años para grabar, How to be an Ambivalent Negotiator . Las sesiones de grabación empezaron humildemente en un pequeño estudio en el barrio de Gracia en Barcelona, tratando de recuperar las canciones ensayadas con The Customers. Las asambleas se difundieron alrededor de la ciudad en hogares particulares y salas de ensayo; una suma de 12 músicos participaron, tocando instrumentos diversos como banjos, slide guitars y órganos viejos.

J. Mann apuntó a sonidos diversos, también invito a músicos locales para aportar sus   contribuciones. Músicos como Guillermo Martorell (Mr. Hubba), Richie Alvarez Cals (Holland Park, Brazzaville) y los miembros de la banda de Peter Loveday (junto con Peter,   él mismo). Al terminar la grabación, J. Mann mandó las pistas dispares a su viejo colaborador Inaam Haq en Canadá, que se encargó de la mezcla y masterización. Acompañan el disco tres videos de la música para las canciones, "Strummer," "Wellington does Mathematics," y "Yeah, Yah, Ya".